NOSOTROS

Fundación Construímos

La Fundación Construímos se crea gracias al grupo Consucasa. Inicialmente nació para ayudar a los trabajadores de la construcción, que construyen la vivienda de los demás y no tienen un hogar propio.

 

Somos una entidad sin ánimo de lucro, cuyo principal interés es proporcionar vivienda a menos del costo a las comunidades más necesitadas del país. Unimos esfuerzos con la Fundación Santa Teresa de Ávila y comunidades religiosas; construyendo ciudades de Dios.​

Las ciudades de Dios son espacios concebidos sobres tres pilares fundamentales: el amor, el servicio y la oración; plantea proyectos constructivos, sociales de alimentación, educación y sostenibilidad.

La Fundación Construímos lidera la construcción y proyectos productivos de las ciudades de Dios coordinando recursos y esfuerzos de las entidades participantes, la Fundación Santa Teresa de Ávila lidera la dimensión espiritual y las comunidades religiosas o de laicos vinculados a cada ciudad de Dios, viven y trabajan los programas beneficiarios.​

Son 24 ciudades de Dios distribuidas en varios departamentos del país. La Fundación Construímos se vincula a ellas a medida que requieren procesos constructivos.

Inauguración del parque infantil en la ciudad de Dios de San José de Tadó

Fundación Santa Teresa de Ávila

La Fundación Santa Teresa de Ávila, nace el 19 de marzo del 2003 con dos objetivos fundamentales:
La promoción de la espiritualidad, la experiencia de Dios y la oración. El apoyo a personas de escasos recursos, ofreciendo educación, vivienda y empleo para las familias, adultos mayores y niños más desprotegidos, pertenecientes a estratos 1 y 2 de la población. Es promotora del sueño de las ciudades de Dios a lo largo y ancho del país. En el 2010 se encuentra con la Fundación Construímos y se unen en torno a impulsar el sueño de ayudar a los más necesitados.

Padre Arcesio, fundador de la Fundación Santa Teresa de Ávila.

Comunidad de la Ciudad de Dios Arcoíris - Ospina Pérez.

VALORES DEL VOLUNTARIADO

C7.png
C2.png

VIVENCIA ESPIRITUAL

Es el eje central de la vida en las ciudades de Dios y se basa en tres pilares: orar, amar y servir.

Este énfasis especial se convierte en una nueva forma de evangelizar que logra transformar la vida y la historia de cada comunidad con la que trabaja.

HUMILDAD

El voluntariado permite un acercamiento respetuoso a una realidad distinta a la conocida.
Fomentar la observación, la reflexión y el aprendizaje continuo.

ESCUCHA

Generar espacios de escucha para que las personas puedan expresarse libremente, dentro de canales de comunicación previamente establecidos, de modo que se puedan proporcionar ideas, experiencias compartidas y sus corazones abiertos a nuevas realidades.

COOPERACIÓN Y

TRABAJO EN EQUIPO

Creemos que uniendo fuerzas y acogiendo nuevas ideas, tenemos más espacio para ayudar, mediante el trabajo en red, a cambiar las actitudes de intolerancia social.

RESPETO E

INCLUSIÓN

El voluntariado promueve valores y principios de justicia y respeto por la diversidad cultural y social, basados en los preceptos de la fe católica, pero enfocando la atención en lo que las personas tienen en común con las comunidades que visitan y respetan las diferencias.

HOSPITALIDAD

Bienvenida, cercanía y familiaridad con las comunidades que viven en las ciudades de Dios,
Respeto por sus creencias y costumbres.

TRANSPARENCIA

Bienvenida, cercanía y familiaridad con las comunidades que viven en las ciudades de Dios, Respeto por sus creencias y costumbres.

información 
de contacto
  • Fundación Construímos
  • Fundación Construímos
  • Página Fundación Construímos

57(1)743 00 66 Ext. 502

[email protected]

Carrera 14 #134a-85

Bogotá -  Colombia